16/06/2011

YSL

TOUCHE ÉCLAT

TOUCHE ECLAT
PRODUCTO ESTRELLA DEL MAQUILLAJE

Párpados de pasarela, tono luminoso, boca en tecnicolor...
Los focos iluminan los productos de culto que son la historia del maquillaje Yves Saint Laurent.
Jugar con el color como con un accesorio de moda. Con un gesto sencillo, iluminar el rostro sin desvirtuar nunca su belleza natural, maquillarse para lucir mejor... para parecer una estrella. El maquillaje Yves Saint Laurent es un desafío permanente a los standards y a los estereotipos.
¿Su vocación? Ir a lo esencial, iluminar la belleza de cada mujer y magnifi car su personalidad.
Por amor a las mujeres, el maquillaje Yves Saint Laurent se adelanta a sus deseos, es cómplice de sus audacias, expresa mejor sus pasiones. Les invita a atreverse y a soñar. Firma de elegancia, cómplice de cada una de ellas, es un auténtico revelador del estilo más personal.
Así es como han aparecido creaciones míticas, como TOUCHE ÉCLAT, MASCARA VOLUME EFFET FAUX-CILS, FARD À LÈVRES ROUGE PUR, TEINT SINGULIER... auténticos objetos de deseo y de seducción que han sabido convertirse en compañeros en la vida de las mujeres y seducirlas por su aproximación tan singular al mundo de la belleza, su paleta de colores, sus aplicaciones inéditas y sus texturas tan sensuales…
Hoy, Yves Saint Laurent saca a la luz estos productos esenciales, cuyo éxito jamás ha sido desmentido...


TOUCHE ÉCLAT

Revelador instantáneo de belleza desde 1992, TOUCHE ÉCLAT refl ecta la luz en el rostro de todas las mujeres. Cómplice de cada una en cualquier instante,
se vende una unidad cada 10 segundos en el mundo. Estrella incuestionada, este mago de la luz es esencial para la belleza del tono.
Porque es único...
Verdadera revolución en el maquillaje, TOUCHE ÉCLAT instauró un nuevo concepto en el maquillaje que se ha convertido en imprescindible para las mujeres: cómplice contra el tono apagado en cualquier momento, su aplicador libera en cada instante la dosis justa de luz y la deposita allí donde más la necesita el rostro. Se lleva fácilmente en el bolso para retoques rápidos; en un clic... elimina las zonas de sombras y realza los relieves del rostro para valorizar la belleza natural. Al instante, el rostro se nota más radiante, más fresco...

Los secretos de una fórmula mítica
TOUCHE ÉCLAT contiene un concentrado de pigmentos cristalinos y soft-focus, que difuminan las imperfecciones y reflectan la luz para iluminar el rostro.
Gracias a su textura ultrafina, casi impalpable,
TOUCHE ÉCLAT se fusiona con la piel a la perfección, independientemente de su naturaleza o carnación, tanto si está desnuda como maquillada: permite retoques de luz tantas veces como se necesita, sin crear espesor.

Los consejos de aplicación
Impregnar el pincel, con uno o dos clics es sufi ciente. Aplicar TOUCHE ÉCLAT sobre la propia piel o sobre el maquillaje de fondo, después, difuminar con la yema de los dedos para conseguir el efecto más luminoso y natural.
En un clic se aplica en las ojeras, borra los signos del cansancio, difumina las arrugas y líneas, alisa la piel.
Como base para los párpados, despierta la mirada y el maquillaje se vuelve más luminoso.
Sobre el volumen de los pómulos o sobre el tabique de la nariz, ayuda a esculpir el rostro.
En el contorno de los labios, consigue un efecto de labios más pulposos y sensuales...
Para aportar una luminosidad a la medida a todas las carnaciones, TOUCHE ÉCLAT se declina en 4 tonos luminosos*
N° 1 - Rose Lumière, para las pieles claras y rosadas.
N° 2 - Ivoire Lumière, para las pieles claras tendencia beige.
N° 3 - Pêche Lumière, para las pieles morenas y bronceadas.
N° 4 - Caramel Lumière, para las pieles étnicas.


UN POCO DE HISTORIA
Por Antigone Shilling

Entorno a la historia del pincel y de la magia de Touche Éclat, se perfila todo lo que hay que saber sobre este mítico producto de la firma Yves Saint Laurent.

HISTORIA DE UN PINCEL
En sus inicios, la pintura se creaba con los dedos.
Más tarde llegaron las herramientas, como el pincel, inventado por los chinos hace 4.000 años.
De la pintura al maquillaje tan sólo hay un paso, útil y funcional. El pincel, herramienta básica de los maquilladores profesionales, puede intimidar a la hora de usarlo a diario. Sin embargo, gracias a su ingeniosa concepción, Touche Éclat permite unir a consumidoras (incluso a las principiantes) y a profesionales. La idea del pincel integrado en una herramienta de maquillaje no es nueva en la historia de la firma Yves Saint Laurent (una sombra de ojos, una barra de labios...) aunque fue con Touche Éclat y su funda dorada y luminosa con la que el objeto se convirtió en un mito.
Iluminador del rostro nacido en 1992, aporta una luminosidad invisible, eliminando los signos de fatiga, los pliegues, las sombras...
Más que un antiojeras, es una herramienta contra el tono apagado que atrae la luz revelando toda la luminosidad del rostro.
Compañero ideal de todas las mujeres, puede utilizarse a diario y, aunque su lugar esté en el cuarto de baño, tiene un aire nómada, ya que se puede llevar perfectamente en el bolso, resultando muy útil, incluso indispensable, en cualquier momento del día.

OBJETO DE DESEO
«Me encanta el oro, es un color mágico que refleja, en la mujer, los colores del sol», decía Yves Saint Laurent. El mítico dorado siempre ha combinado a la perfección con la línea de maquillaje YSL, aportándole resplandor, nobleza y la más preciada de las firmas. Brillante en el exterior y luminoso en el interior, Touche Éclat es hermoso, elegante, práctico y nómada.
Al ser, al mismo tiempo, herramienta —profesional— y producto, combina el pincel y el pigmento en un bello híbrido que actúa como una varita mágica a la hora de
eliminar las imperfecciones y aportar resplandor a un rostro apagado.
Intemporal, ve pasar el tiempo con luminosidad, no modifica ni su apariencia ni su función.
Representa un toque de elegancia clásica indispensable.

LUMINOSIDAD
Ideado para iluminar, no para ocultar, y para revelar sin enmascarar, Touche Éclat deposita y difunde sobre la piel la dosis justa de producto que se extiende suavemente gracias al pincel.
De este modo, recupera un gesto ancestral: aportar luminosidad al rostro, una tarea a la que se dedicaron los grandes genios de la pintura.

TEXTURA
Fluida y fresca, la textura de Touche Éclat posee una extrema ligereza. Sobre la piel, se desliza suavemente y se aplica sin esfuerzo con un simple toque de pincel.
Su textura se «fusiona» rápida y sencillamente con todo tipo de tonos de piel, sin esnaturalizarla y sin crear un efecto máscara.

FÓRMULA
Entre sus componentes, se han integrado elementos tecnológicos que incrementan la acción correctora y la fuente de luminosidad.
El complejo luminocaptide combina dos tipos de pigmentos. Los primeros, generadores de luz, son transparentes para no desnaturalizar el tono de piel y se encargan de captar, amplificar y difundir la luz. De este modo, la piel está más luminosa, mientras que las imperfecciones se atenúan. Los segundos, soft focus, se funden sobre la piel para obtener un alisado óptico excepcional sin efecto blanqueador sobrenatural.
El humectine, un complejo hidratante y refrescante, actúa de forma continua. Nada más aplicarlo, mejora el nivel de hidratación y, su acción prolongada garantiza confort y luminosidad durante todo el día.

Los pigmentos microesféricos recubiertos (impermeabilización del pigmento) aseguran que el color se mantenga intacto, aislando el pigmento de la piel para una mayor sensación de comodidad. Su forma microesférica asegura la luminosidad mediante una aplicación rápida y suave (sin dejar una sensación de tirantez).
Una fórmula al servicio de la luz que no oculta ni enmascara la piel.

COLOR
Touche Éclat, un producto único, podría simplemente comercializarse en un solo tono de beige. Sin embargo, para acercarse más a los diferentes tonos de piel, se presenta en cuatro sutiles variaciones. Cuatro tonos que aportan un 100% de luminosidad y una respuesta precisa a los diferentes tipos de piel, desde las más claras (un tono similar al de la porcelana) hasta la tonalidad más oscura (un tono sostenido que va hasta el «chocolate»).
N°1 Rose lumière
N°2 Ivoire lumière
N°3 Pêche lumière
N°4 Caramel lumière

USO
Esculpir el volumen, la luz, realzar el color, atenuar las líneas de expresión, retocar…, en definitiva, aportar confianza. Para ocultar las imperfecciones, Touche Éclat puede utilizarse sobre la piel desnuda. Sin embargo, para obtener un maquillaje perfecto, corregir los defectos y aportar un toque de luminosidad, Touche Éclat es el compañero ideal del maquillaje.

GESTOS DE APLICACIÓN
«Todas mis prendas nacen de un gesto. Un vestido que no refleje o no recuerde a un gesto no es un buen vestido”, Yves Saint Laurent

Con un simple clic se obtiene la dosis justa. Tras los veinte clics iniciales, el pincel está ya listo para su uso y con un simple clic proporciona la dosis justa.

En la nobleza de estos gestos se perfila casi una dimensión artística. Un simple gesto que realza la actitud y el aspecto.

Un gesto de aplicación tan sencillo que Touche Éclat podría utilizarse con los ojos cerrados.

Se puede aplicar sobre la piel desnuda o sobre el maquillaje. Para ocultar las imperfecciones, Touche Éclat puede utilizarse sobre la piel desnuda. Sin embargo, para obtener lo mejor del maquillaje, corregir defectos y aportar un toque de luminosidad, Touche Éclat es ideal como complemento del maquillaje.

Este nuevo gesto permite combinar aplicador y producto en un único y sencillo uso