15/06/2011

HELENA RUBINSTEIN

ALIANZA COSMÉTICA DE LAS DAMAS DE LA BELLEZA: MY&HR

HELENA RUBINSTEIN Y MARIBEL YÉBENES
Dos grandes Damas de la Belleza

Helena Rubinstein ha querido contar con la colaboración especial de Maribel Yébenes, una mujer que al igual que la creadora de la marca, lleva toda una vida dedicada a la belleza.

Maribel realiza, desde hace 25 años, una extraordinaria labor en el instituto del que es dueña en un exclusivo barrio de Madrid. Ahora, gracias a su colaboración con Helena Rubinstein, ofrece a sus clientas un protocolo de cuidados de la piel basado en el que utilizaba la propia Helena en “Beauty Valaze”, pero aplicado con uno de los productos más pioneros de la marca, Prodigy Powercell. Y es que, cuando se unen dos auténticas damas de la belleza, el resultado sólo puede ser positivo.

Por qué Maribel

Han nacido y han ejercido su profesión en siglos distintos, pero Helena Rubinstein y Maribel Yébenes tienen muchas cosas en común y comparten la misma filosofía. Además de una vida entregada a la belleza, estas dos mujeres han sido visionarias y pioneras en su tiempo. Sofisticadas y elegantes, no han dudado en recorrer el mundo buscando los tratamientos más avanzados y exclusivos para el cuidado de la piel, tratamientos siempre avalados por los más exper­tos científicos: médicos, dermatólogos... No dejar de aprender nunca es una de las máximas que rigen sus vidas.

Tanto para Helena como para Maribel sus clientas son lo más importante y tratan a cada una de ellas como si fueran únicas. Estudian cada caso y se adaptan a la naturaleza de su piel, sus preferencias, sus deseos... de ahí que ambas hayan conseguido que sus centros y productos sean de lo más exclusivos. Y así como Helena fue todo un referente para las damas de la alta sociedad de principios de siglo, Maribel tiene entre sus clientes a personalidades de nuestro tiempo.

Estas dos damas de la belleza también tienen en común la construcción de un legado familiar. Helena Rubinstein construyó un imperio de la nada, imperio que ya tiene más de 100 años, y para el que contó desde el primer momento con su familia, primero con sus hermanas y más tarde con su sobrina Mala, heredera directa. Maribel quiere que su hija Myriam coja el testigo de lo que con tanto esfuerzo ha emprendido y es directora adjunta de sus institutos desde 2006.

Por todo esto, Helena Rubinstein está segura de que Maribel es la persona ideal para presentar el protocolo de cui­dado de la piel Prodigy Powercell, pues al igual que Valaze se convirtió en el referente de los productos de su tiempo, Prodigy Powercell ya lo es como tratamiento antiedad, sobre todo si se aplica con la colaboración de Maribel Yébenes, una gran Dama de la Belleza.