01/05/2011

BIOTHERM

SASHA PIVOVAROVA, EMBAJADORA DE BIOTHERM, TE INVITA AL PARAÍSO

EAU DE PARADIS
Viaja al paraiso de los sentidos.

Una invitación al Paraíso.


Haz una pausa y déjate seducir por un placer hasta entonces desconocido, que llevará a tu cuerpo y mente al corazón de una naturaleza exuberante, vibrante y repleta de color.


Con Eau de Paradis, Biotherm transportará tus sentidos a un mundo mágico. Déjate cautivar por un aroma que reinventa una nueva forma de sensualidad: optimista, burbujeante y tierna.


Una fragancia alegre y vital, que brota libremente como un resplandor de frescor, como un escalofrío de voluptuosidad. Una sensación efervescente que fluye a través de una naturaleza exuberante, salpicando las más preciadas maderas, inundando con su delicioso aroma los frutos rojos — granada, grosella negra, frambuesa— y arrastrándolos en su maravillosa corriente.

Rebosante de los poderosos efectos de la naturaleza, la fragancia descansa finalmente en un remanso de paz y serenidad.


Una deliciosa sensación a flor de piel.

Los primeros aromas de la fragancia te harán la boca agua. Cristalina y exquisita, suscita una resplandeciente sensación de placer y un brillo de alegría. Combina sabiamente el burbujeante frescor de los frutos rojos, la evanescencia de los pétalos de flores multicolores y la suave sensualidad de la madera y el almizcle, provocando una irresistible adicción. Una fragancia que sumerge a los sentidos en un mágico paraíso repleto de vida, de luz y de vibrante alegría. Te sentirás resplandeciente, radiante de felicidad y de sensualidad… Como en el paraíso. Podrás utilizar este refrescante spray en cualquier momento del día para experimentar una sensación de frescor y sensualidad que te transportará al paraíso de los sentidos.

Una tentadora fragancia que incita a probar la fruta prohibida.

Una experiencia exquisita, un encuentro con la exuberante naturaleza que surge de aguas paradisíacas. El descubrimiento de una fragancia afrutada, floral y amaderada concebida por Bernard Ellena (Symrise).

La burbujeante sensación de unas notas de salida vivas, vibrantes y deliciosas.

Unas notas de salida que recuerdan al encanto de un exuberante jardín de las delicias.

El despreocupado y exquisito frescor de las notas hespérides (limón de Italia) coquetea con la pulpa acidulada de los frutos rojos (frambuesa, arándano, yema de grosella negra), despertando así el deseo.


La suavidad de un corazón floral, radiante y tierno.

Unas notas de corazón femeninas que te envolverán en un halo de seducción.
Una brisa que deja apreciar el aroma a flores cristalinas —freesia—, tierno y suave como una aterciopelada segunda piel, aderezado con un suave y exquisito toque a granada.


La sensualidad de un fondo suave y reconfortante.

Unas notas de fondo irresistibles que crean una sensación tierna y envolvente.

Las preciosas notas amaderadas, suaves y cálidas (cedro de Líbano, madera de sándalo) se funden con el contacto almizclado de las semillas de angélica y hacen brotar una intensa felicidad.


Cuatro fragancias activas que forman un arco iris de aromas.

Unas fragancias que relajan el cuerpo y la mente y que se funden en un mismo envase de colores translúcidos, concebidos para poder utilizarlos desde la mañana hasta la noche. Gracias a este abanico de fragancias, alegres y coloridas, cada aroma posee su propia personalidad, sus propios matices y está repleto de excelentes propiedades.

Rosa granadina para Eau de Paradis, cálida pero deliciosamente fresca al mismo tiempo, con sus notas de frutos rojos, sus flores transparentes y sus maderas preciosas. Amarilla para Eau Vitaminée, un concentrado de vitalidad y de buen humor, estimulado por el limón y el pomelo.

Naranja para Eau d’Energie, una explosión revitalizante enriquecida con aceites esenciales de frutas maduradas al sol —cítricos y albaricoque— y vitamina E.

Azul para Eau Pure, un escalofrío revitalizante que aportan sus frutas ricas en agua, tan refrescantes como el kiwi y la lima.