01/05/2011

HELENA RUBINSTEIN

EL ARTE DEL BRONCEADO DE HELENA RUBINSTEIN

SUMMER FACE, el arte del autobronceado inmediato y perfecto.


Durante 30 años, Helena Rubinstein ha explorado el arte y la ciencia del bronceado, creando una línea ya legendaria de productos: GOLDEN BEAUTY. Gracias a años de investigación, los laboratorios Helena Rubinstein han formulado una gama de productos de protección antiedad y autobronceado con texturas sensuales y exquisitas. Esta línea de excelentes productos se formuló para la mujer con los más elevados estándares de belleza, y fue diseñada para dar respuesta a las necesidades de la piel, independientemente de que se la exponga o no al sol.

Para conseguir una piel sublime de forma inmediata, desde 2010, esta gama de productos añade un autobronceador facial con factor de protección solar 15, SUMMER FACE, disponible en dos tonos (uno para pieles más claras y otro para pieles bronceadas). Este producto se beneficia de la “expertise” de los laboratorios Helena Rubinstein, que guardan el secreto de la protección solar antiedad en combinación con tres ingredientes activos complementarios que hidratan, nutren y aportan antioxidantes a la piel. Proporciona un brillo natural y saludable y protección contra los rayos ultravioleta para hacer frente al envejecimiento prematuro de la piel.

SUMMER FACE ha sido especialmente diseñado para todo tipo de piel pudiendo aportar un brillo saludable que se ajuste a cualquier tono. Con DHA para conseguir un bronceado natural sin sol, micro-reflectores de la luz para realzar la piel, aceite de Rosa Mosqueta, y lágrimas de baobab para hidratar y aportar una nutrición intensa a la piel. Se trata de una combinación de ingredientes activos que aporta brillo a la piel mientras la protege e hidrata. Summer Face confiere un tono ideal radiante y brillante al rostro, hidrata la piel y la protege ante el envejecimiento ocasionado por la exposición al sol; y todo ello de la mano de una marca líder.

La textura de este producto es adictiva y sensual; su fórmula está perfumada con una sutil nota de flores blancas. Se trata de un producto glamuroso y de alta tecnología que embellece la piel al instante. Ya es posible lucir una piel deliciosa e irresistiblemente bronceada todo el año. Su efecto es natural y aporta un brillo saludable. Es un “rayo de sol” sobre la piel y, en combinación con el secreto de las fórmulas de Helena Rubinstein, proporciona protección contra los rayos ultravioleta. Un tratamiento de belleza de sol antiedad para la mujer que vive de acuerdo con el lema de Helena Rubinstein.